Archivo mensual: octubre 2011

A Mi Familia…

Cuando estaba haciendo los preparativos para mi viaje anual a visitar a mi familia, como el año pasado pase horas estresado. Una porque el viajar me da dolor de cabeza y otra porque hasta ahora venía con una idea fija de cómo iban a pasar las cosas.

Sí, es cierto tenía una percepción de cómo me la iba a pasar, las conversaciones que iba a tener, a quien iba a ver, y hasta que iba comer. Mucho control te preguntas, si claro, solo Dios tiene ese control y lógico se burló de mí.

Porque al llegar el momento de tener esas conversaciones, de decir lo que traía en el corazón y en la cabeza no salía como yo pensaba. Las palabras se me cruzaban y lo que salía de mi boca era totalmente diferente.

Todo lo que le quería decir a mi mama se borraban al verla a los ojos. Ojos llenos de amor y dulzura que aunque no me veían como la hacían de niño tenían ese brillo que recordaba. Aunque la memoria se le vaya el amor no.

Platicas que tenía preparadas para mi papa. Platicas de hombre a hombre. Porque ya soy mayor y me merezco el respeto pero todavía me siento un niño de 10 años. Las palabras se disolvieron porque una risa con papa vale oro.

El ver a mis hermanas y poder platicar como adultos dejando a un lado cualquier resentimiento que hayamos tenido. Que hermano no ha sentido un poco de celo pero el amor lo cura todo y pronto se el enojo se vuelve risas y abrazos.

Ver a mis sobrinos ya crecidos y con sus propias familias, todos unos adultos. Viendo a sus hijos, recordándolos a ellos a esa edad. Una combinación de tornado y huracán creando caos por donde van. Pero una bola de ternura al reír.

No hay un libro con direcciones de cómo va hacer una reunión familiar. No te preparas ni mental, ni emocionalmente. Las risas y las lágrimas no se acaban y los recuerdos te llenan el corazón hasta la próxima vez.

Así que en la último día antes de regresar a mi casa le dedico esta página a mi familia. A ellos que me han visto en lo bueno y lo malo. Enfermo y sano. Borracho y sobrio. Alegre y triste. Joven e inmaduro y viejo e inmaduro.

A mi familia les digo de todo corazón y con un nudo en la garganta; los quiero mucho, los necesito en mi vida, so parte de mí. De mis pies a la cabeza hay un pedacito de cada uno de ustedes. Los llevo con orgullo en mi espíritu.

Gracias familia por todo lo que hacen por mi… Con amor!

 

 

Anuncios

Puerta Abierta…

Lo bonito de la vida es que solo Dios planea las cosas, el sabe cuando y donde. Yo solo me tengo que presentar y el se encarga de lo demas. Como la platica que tenia muy pendiente con mi hermana. Teniamos muchos años de no platicar, hablabamos pero no habia substancia.

En esta ocasion nos toco sentarnos y conversar, como adultos, sin rencores o enojo. Si con una lagrima pero muchas risas y palabras que vienen del corazon. Dios me regalo unos momentos tan grantos que el tiempo no borra.

La verdad es que haceya 23 años que nos distanciamos y nos dijimos palabras que realmente no vienen al caso repetir. Pero se entiende que son palabras que se dicen con la intencion de hacer daño, se dicen con un afan de defendernos.

Pero en ocasiones nuestras defensas ofenden, dañan, y causan dolor mas alla de lo que pensaban. Como una bomba atomica las palabras esplotan y eliminan todo a su alrededor. Todo eso con unas cuantas palabras.

Pero regresando a lo que realmente quiero decir que en esta ocasion las palabras sirvieron para sembrar un amor que no se extindio sino se perdio en el mar. Una reunion de hermanos, de madre e hijo, de amigos.

Gracias Dios por esos momentos que nos diste cuando el tiempo no habia pasado y pudimos conversar como yo siempre quise. Gracias por darme la madurez necesaria para poder expresar lo que quise sin sentirme juzgado.

No hay mucha leccion en esta pagina o tal vez no la haya entendido pero si tuviera que escribir una seria que hay que aceptar la invitacion que nos brinda la gente  cuando nos sentimos solos, que nadie nos entiende hay alguien que si.

Que si alguien en tu familia te dice, “Cuentame” toma la oportunidad y cuentalo! Es como una muerte muy larga y dolorosa el guarder un secreto que es mas grande que lo cave en tu cabeza y corazon juntos.

Gracias a mi hermana por volver a extender esa invitacion y abrir la puerta… Ahora si entre!


Igual A Los Demas…

No tengo hijos, no puedo ni se que es dar a luz a un hijo. No se el amor que le tiene un padre a un hijo al nacer. No se ni me imagino los sueños o ilusiones que se hacen los padres al oir el primer llanto de un hijo. No se ni entiendo dar amor incondicional asi. En realidad no se ni lo entiendo.

Lo que si se y entiendo es que uno ha de querer lo mejor para el hijo. Una vida sin sufriemento ni dolor. Se y entiendo que un padre ha de querer abrirle todas las puertas de posibilidades y limpiar todos los caminos de la oportunidad. Me imagino que al nacer yo eso pensaban mis papas, bueno eso espero.

Por eso me imagino que cuando de jovenes les llegamos a nuestros padres con una u otra ocurencia se les va la sangre a los pies. Que padre se espera eso… Que me contesten los padres… Les da miedo cuando sus hijos les llegan con ideas o planes diferentes a los que ustedes tenian en mente?

Pero es que en realidad mis padres me criaron a pensar por mi mismo, a ser independiente, a ser individual. Por eso me asombro de que cuando sali con mis promias ideas y punto de vista se asustaron. Ellos me dieron permiso de ser el mejor Yo posible. Aunque en ocasiones no llegue a la meta.

Siempre me imagine que no fue que mis padres no querian que fuera un Pensador Libre sino que no me lastimaran mis pensamientos. Que no me lastimaran otros por mis pensamientos. Que mis pensamientos no me traisionaran y despues me arripintiera por mi modo de pensar.

Tal vez por el camino perdiera una que otra amistad, el contacto con algun familiar, el amor de mi vida. Por que esa tambien era una realidad aun cuando no era mi pareja perfecta era un amor de juventud y me dolio la perdida. Llore con ese adios y extrañaba sus besos y sus manos.

Pero mas tristeza me daba el no entender porque mis padres no podian entender que no era como ellos imaginaban pero no tan diferente a otros chicos. No fui el primero ni el ultimo. Mi vida era mas normal de lo que pensaban. Seguia siendo su hijo solo con gustos diferentes a los de ellos.

Pero en realidad no soy tan diferente a mis padres. Naci, creci, me eduque, trabaje, me enamore, llore, rei… Igual que cualquier persona. El hecho que yo encontrara el amor o el placer en brazos iguales a los mios era la unica diferencia, pero quita la carne y el corazon es el mismo… No?

Pero uno crece y aprende a perdonar y como cualquier hijo que entiende que mis padres solo querian lo mejor para mi. Que no querian que llorara, que no querian que sintiera dolor. Que querian que en mi jardin solo crecieran risas y buenos recuerdos. Que fuera un hijo como los demas.

Pero papa y mama si soy igual a todos los demas.